jueves, 8 de marzo de 2012

Poblet futurista


Integrar armónicamente el paisaje en la vivienda de los lugares del mundo. Soñar lo insólito a través de lo permanente. Materiales oníricos que surgen de lo sostenible de una vida entregada
al estudio de las primeras causas y los últimos efectos. No podremos decir que somos humanos, mientras no captemos la respiración y la nutrición en la que se basa todo lenguaje. En el estuche de las apariencias se oculta algo eterno. La naturaleza es el conocimiento que el progreso esconde. Por ello, debemos forjar la imagen con herramientas cuya practicidad nos ayude en la construcción de hábitats dignos del espíritu de la creación y de todo cuanto implica. La nitidez geométrica del caos copulando con la luz. Mientras sopla el viento del océano cambiante nos invade una inefable alegría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada